SANTO DOMINGO. Las expectativas sobre el turismo dominicano, el cual creció casi un 9% en el 2015, son de que para 2016 continuará su ritmo de expansión, ya que durante la Feria Internacional de Turismo (Fitur) se anunciaron varios proyectos que contribuirán a mantener los números positivos en este sector, pero en cuanto a la meta de lograr los diez millones de turistas en diez años se tienen ciertas dudas.

Así se percibió en las palabras del presidente de la Asociación Nacional de Hoteles y Restaurantes (Asonahores), Simón Suárez, quien participó recientemente en la Fitur de Madrid, donde se anunció la construcción de 6,500 nuevas habitaciones para los próximos 18 meses en Punta Cana, aparte de las se construyen en otras partes del país.

Al responder a la pregunta sobre si República Dominicana logrará la meta fijada por el presidente Danilo Medina al inicio de su gobierno, de lograr 10 millones de turistas en 10 años, Suárez dijo: “Te refieres a la meta de 10 millones de turistas? Estamos lejos de la fecha en que esa meta se cumpla, pero …vamos en buen camino, esa meta se debe cumplir”.

El ejecutivo de la Asonahores ofreció estas palabras al participar en la publicación del Estudio “El hotel de lujo sostenible, Eje de la competitividad de un país, el cual fue presentado, tanto por la asociación de hoteleros como por la Escuela de Negocios Barna y el Ministerio de Turismo.

El estudio indica que la apertura de los hoteles de lujo con sistemas de gestión de sostenibilidad aportan estratégicamente a los ejes de desarrollo de República Dominicana, coadyuvando a mejorar su nivel de competitividad.

Asimismo, explica que un modelo para desarrollar la competitividad del país depende del desempeño de la Estrategia Nacional de Desarrollo y de la evolución del sector hotelero; y éste último obedece al comportamiento del segmento de lujo.

El informe indica que la hotelería de lujo desarrollada en un marco de sostenibilidad y responsabilidad con el medio ambiente contribuye al logro de los objetivos de protección de los recursos naturales y a promover el desarrollo social de las áreas de influencia.

Pero el informe detalla que lo más relevante es que el turismo de lujo es un complemento al turismo que ya existe, ya que aparte de generar ingresos a los nuevos hoteles produce importantes entradas para el sector ya establecido en República Dominicana.

Fuente: Diario Libre